viernes, 16 de diciembre de 2011

SHIATSHU: ¿QUE ES? ¿FUNCIONA?


QUE ES?.-El Shiatsu es una terapia que actúa con una suave presión sobre determinados puntos del organismo pero haciendo hincapié sobre todo en ambos lados de la columna vertebral. Es un tipo de masaje muy práctico ya que el paciente no necesita desvestirse. El paciente suele tumbarse en el suelo o sobre una superficie que no sea excesivamente blanda.

FUNDAMENTOS.-La teoría médica japonesa y china son las fuentes del Shiatsu.
Al igual que en la Acupuntura se parte de que actuando sobre determinados puntos de nuestro organismo podemos curar o mejorar muchas enfermedades.
La presión de los puntos se aplica de forma coordinada con la respiración del paciente para conseguir de esta manera una mayor relajación y mejor "fluir" de la Energía.
Se ha demostrado que la prevención, el mantenimiento y la mejora de la salud integral son factores sobre los que incide el Shiatsu, por ello está considerado como eficaz en el campo de la medicina preventiva, careciendo de efectos secundarios.

UTILIDADES DEL SHIATSU.-Sobretodo en la superación de las llamadas "enfermedades modernas": estrés, ansiedad, depresión, neurosis, insomnio, algias en general, tensiones musculares, desórdenes de los sistemas metabólico, endocrino, urinario y reproductor, estreñimiento, colitis, entre muchas otras.
Lo que es evidente es que si por un lado estamos relajando al paciente y por otro lado le estamos equilibrando la energía de cada órgano, está claro que podemos incidir sobre muchas enfermedades.
Si ha esto le añadimos que es muy placentero, aquí tenemos la clave del éxito de esta terapia japonesa.


Utilizando los dedos y palmas de las manos para ejercer presión sobre la piel, esta terapia se halla a caballo entre la mística de la acupuntura y el masaje Amma japonés.
Combina y utiliza un preciso conocimiento del cuerpo humano así como una localización perfecta de los puntos donde dedos y palmas ejercen presión. La habilidad del tratamiento dependerá en gran manera del terapeuta y de su habilidad para localizar estos puntos, que al ser estimulados, fomentan la autocuración natural.