domingo, 5 de febrero de 2012

LA MIEL: CLASES Y REMEDIOS



*Se trata del alimento energético por excelencia, un alimento de primer orden para lactantes, niños y ancianos y un reconstituyente para los deportistas y personas que se sientan fatigadas.


La miel es un fluido dulce y viscoso producido por las abejas a partir del néctar de las flores o de secreciones de partes vivas de plantas o de excreciones de insectos chupadores de plantas.

Las abejas lo recogen, transforman y combinan con la enzima invertasa que contiene la saliva de las abejas y lo almacenan en los panales donde madura.

Además la miel es una secreción que fue consumida anteriormente por estas.

El proceso de elaboración de la miel empieza con la recogida del néctar floral y su transporte a la colmena. Posteriormente comenzará el proceso de transformación de ese néctar a partir de una compleja tarea en la que las abejas segregan una gota de líquido desde su buche sobre el néctar. Acto seguido se van pasando estas gotas de néctar de unas a otras, logrando con ello enriquecerla con enzimas que aportan, y convirtiendo finalmente estas gotas en miel.

Parte de las abejas se dedican a un aleteo constante para lograr una solidificación mayor, al evaporar con el aire producido el líquido acumulado. Luego, lo almacenan ordenadamente en celdillas y las cierran herméticamente con cera, evitando que la miel absorba agua o fermente. El apicultor finalmente sacará los panales depositando la miel en centrifugadoras.

La composición de la miel variará en función de su origen:

- si es miel de llano o de montaña, y de las flores dominantes que hayan entrado en su elaboración, pero podemos hablar de una composición básica, común a toda clase de mieles: poseen un 75% de glúcidos (fructosa, glucosa, dextrina, sacarosa), un 20% de agua, aminoácidos esenciales, ácidos orgánicos, sales minerales y oligoelementos (potasio, sodio, calcio, magnesio, hierro, fósforo, azufre, cloro), vitaminas de todo tipo excepto la vitamina A, algunos enzimas digestivos, sustancias antibióticas y polen.

Atendiendo a los múltiples orígenes de la miel, podremos encontrar en el mercado una extensa variedad, donde el color va desde el ámbar muy oscuro al ámbar cristalino. Supone una tentación que nos invita a constatar por nosotros mismos todo un mundo de diferentes sabores.
DIFERENTES CLASES DE MIEL


-Miel de azahar:

se trata de una miel de color ámbar claro, muy transparente cuando está líquida. Aroma y sabor dulce y perfumado. Tiene propiedades antiespasmódicas y es útil en los casos de insomnio.

-Miel de eucalipto:

posee un sabor fuerte. Esta miel es utilizada en el tratamiento de las infecciones respiratorias, la garganta, los pulmones... y en los problemas de las vías urinarias.

-Miel de espliego:

tiene un color ambarino claro, de sabor muy agradable. Se trata de una miel muy rica en hierro y es un excelente tónico cardiaco. Es buena como antiséptico pulmonar. Muy adecuada contra la tos y la gripe.

-Miel de pino:

es una miel oscura, de sabor resinoso. Es la mejor de las mieles para la expectoración bronquial.

-Miel de romero:

es una de las mieles más apreciadas. Es de color ámbar, muy sabrosa. Recomendada como estimulante del hígado, y para la insuficiencia hepática. Estimulante en casos de fatiga y cansancio. Se usa también en caso de falta de menstruación.

-Miel de montaña:

los néctares que las abejas recogen a gran altitud producen una miel excelente contra el catarro.

Se trata del alimento energético por excelencia, un alimento de primer orden para lactantes, niños y ancianos y un reconstituyente para los deportistas y personas que se sientan fatigadas.

Su uso regular actúa como tonificante de los corazones lacerados por la vida estresante. Es un sedante para el cuerpo.


  • -Hígado: aumenta la cantidad de glucógeno disponible, lo cual ejerce una función protectora sobre el hígado.
  • Afecciones respiratorias: tos, bronquitis, sinusitis, irritaciones de la garganta.
  • Corazón: aumenta el caudal de los vasos coronarios. Ahorra energías al corazónfatigado al facilitar sus contracciones.



  • Fatiga: actúa contra la astenia y la fatiga. Nos ayuda a recuperar el equilibrio. Suprimir el azúcar en beneficio de la miel nos asegurará una muy buena recuperación.


  • Digestión: contra el estreñimiento (tomando una cucharada sopera acompañada de una fruta). También protege la flora intestinal gracias a su poder antiséptico.
Sistema óseo: la miel es recalcificante para los huesos y los dientes.


  • Heridas: por su acción antiséptica, es muy eficaz contra cualquier tipo de heridas gracias a su poder de regenerar las células.
Que este pequeño artículo sirva para acercar un poco más a los lectores a ese producto maravilloso que la madre Naturaleza nos ha confiado. Y cuando paseemos por el campo o el monte, cuando veamos y oigamos el zumbido de un pequeño insecto que se afana trabajosamente sobre el cáliz de alguna flor, observemos con cariño su labor y brindémosle el homenaje que se merece ese ser misterioso que es la abeja. Su vida es sencillamente fascinante.

Recetas con miel

  • Añadiremos a continuación algunas recetas sencillas que fácilmente podremos elaborar en casa y cuyos ingredientes son fáciles de conseguir.

  • Contra la tos: mezclar dos cucharadas soperas de glicerina con una de miel. En cada acceso de tos tomar una pequeña cucharadita de esta mezcla.
  • En caso de bronquitis: hervir dentro de un saquito 175 gramos de lino. En la decocción añadir el jugo de tres limones y medio kilo de miel para un litro del compuesto.

  • Para el estreñimiento: mezclar miel con leche hervida, a partes iguales, tomando dos tazas al día durante dos o tres semanas. Tomarlo bien caliente.
  • Para los resfriados y la voz ronca: exprimir un limón y diluir con dos dedos de agua caliente, añadir dos cucharadas pequeñas de miel e ir tomando a sorbos.

  • Para cicatrizar heridas: mezclar a partes iguales miel con aceite de hígado de bacalao. Untarse con esta mezcla las heridas y veremos que cicatrizan prácticamente de un día para otro.

  • Receta contra las pecas: mezclar 250 g de miel, el zumo de un limón, 60 g de glicerina, 60 mm de alcohol de 70º. Aplicar por las mañanas y al acostarse.
  • Remedio contra las impurezas cutáneas: mezclar a partes iguales miel y leche añadiendo a la mezcla el zumo de un limón. Agitarlos intensamente y aplicar la emulsión al cutis cada noche antes de acostarse.
  • La piel queda más limpia y veréis cómo los granos e impurezas van desapareciendo.

HIDROMIEL: UNA FORMA DE CURAR ANTIQUÍSIMA Y EFECTIVA. DESCUBRE COMO ELABORARLO



El hidromiel es una bebida alcohólica fermentada a base de miel y agua. Consumida desde la antigüedad, esta bebida se menciona por primera vez en los versos del Rig Vedá (compuesto entre el 1700 y el 1100 a. C.), uno de los libros sagrados del Vedismo. Aquí veremos la forma de hacer un HIDROMIEL diferente, sin ALCOHOL para que tenga oportunidad todo el mundo de utilizarlo y con más prpiedades curativas que el alcohólico.
Pero antes de seguir adelante, vamos a ver en profundidad que nos aporta la miel. Composición Química de la miel.
agua 18%
fructosa 38%
glucosa 31%
sacarosa 1%
maltosa 7,5%
otros azúcares 5%
proteínas y aminoácidos 2 %
vitaminas, enzimas, hormonas
ácidos orgánicos y otros 1 %
minerales 1,5 %
cenizas 1,0 %
La humedad es un componente fundamental para la conservación de la miel. Mientras el porcentaje de humedad permanezca por debajo de 18% nada podrá crecer en ella. Por encima de ese valor pueden aparecer procesos fermentativos.

El contenido en minerales es muy pequeño. Los más frecuentes son calcio, cobre, hierro, magnesio, manganeso, zinc, fósforo y potasio. Están presentes también alrededor de la mitad de los aminoácidos existentes, ácidos orgánicos (ácido acético, ácido cítrico, entre otros) y vitaminas del complejo B, vitamina C, D y E. La miel posee también una variedad considerable de antioxidantes (flavonoides y fenólicos), lo que inicide directamente sobre los síntomas del envejecimiento.
La miel no caduca. Gracias a su alta concentración de azúcar, mata a las bacterias. Las levaduras aerotransportadas y otros oganismos anaerobios, no pueden prosperar en la miel debido a la baja humedad que contiene.

Los traslados de cuerpos humanos en la antigüedad se hacían sumergidos en miel; por ejemplo Alejandro Magno fue trasladado desde Babilonia hasta Alejandría en Egipto en el 323 a. C.; esto nos da una idea de su poder conservante.
El efecto preservante de la miel se debe a su baja concentración de agua.

Las abejas añaden además una enzima llamada glucosa oxidasa. Cuando la miel es aplicada sobre las heridas esta enzima produce la liberación local de peróxido de hidrógeno o lo que es lo mismo: agua oxigenada; de ahí ese gran poder bacteridida sobre las heridas.Aparte tengamos en cuenta que la miel actúa reforzando nuestras defensas y que en culquiera de sus formas puede curarnos o ayudarnos a superar culaquier eventualidad.
Es un todo terreno de la curación desde siempre.

Cómo hacer hidromiel (sin fermentación alcohólica y por tanto apto para todos)
MaterialesEnvase de vidrio, de acuerdo a la cantidad a preparar.
Miel, 400 gramos por litro de agua. y UN LIMÓN MADURO
Agua fría hervida previamente, 1 litro o la cantidad que se desee preparar.


Preparación

Agregar al agua la cantidad de miel deseada, agitar hasta que la mezcla quede bien homogeneizada.
Acto seguido añdimos el zumo de un limón maduro bien exprimido.
Dejamos reposar 24 horas removiendo de vez en cuando y guardamos en frigorífico siempre.

Tómalo regularmente para prevenir enfermedades varias. Para enjuagues bucales por enfermedades de la cavidad bucal. y para todo los demás supuestos: catarros, gripes, infecciones, virus.......3 VECES AL DÍA UN VASO/MEDIO VASO EN LOS NIÑOS 2 VECES AL DIA.

EN EL EMBARAZO DEBERÍAS REDUCIR SI DESEAS TOMAR ESTE PREPARADO A UNA SOLA TOMA POR LA MAÑANA Y ANTES DE LA COMIDA.