viernes, 27 de enero de 2012

MI SISTEMA DE CURACIÓN: FRUTO DE MUCHOS AÑOS


Si dispones de un pequeño espacio donde el Sol esté presente un aceptable número de horas al día, 7 mínimo,te propongo un método que yo misma desarrollé (basándome en otros, que todo hay que decirlo) y que garantiza una potencia curativa de la planta a emplear, que no se consigue de ninguna otra forma.




Esto de la fitoterapia, tiene sus cosillas; como todo en esta vida. Una parte fundamental para conseguir grandes resultados con las hierbas, es recolectarlas en la naturaleza. La mejor hora: EL AMANECER.




De todas maneras, no siempre tenemos a mano un espacio natural donde crezcan nuestras buscadas especies. Asi que la otra opción puede ser cultivarlas en macetas y te aseguro que salvo excepciones, suelen ser poco exigentes.




Este método que te voy a exponer, exige de tu parte paciencia y cierta cosntancia. Me refiero al hecho de que son necesarios 15-20 días, para que nuestros remedios estén listos. Pero una vez conseguido, resulta sorprendente su poder.


Sólo utilizaremos las hojas y el tallo de las plantas a emplear, así como sus flores caso de tenerlas en el momento de la recolección.


En caso de tener que usar raices o semillas, este sistema no es válido. Habría que recurrir a la cocción para extraer sus principios.




PREPARACIÓN:




1.-Es necesario por cada preparación un litro de agua mineral de baja mineralización, baja en sodio sobre todo. En el mercado se encuentran facilmente dependiendo del pais y la zona, portanto dar marcas aquí es complicado. En España: Bezoya, lanjarón, etc..


También vale el agua de manantial potable que brota de los macizos graníticos de nuestras montañas.




2.- En un recipiente de vidrio transparente (plástico nunca, ni metal) perfectamente limpio y seco y de una capacidad lo más aproximada posible a UN LITRO Y MEDIO, añadiremos el litro de agua mencionado antes y la cantidad de planta necesaria hasta que el nivel del agua suba hasta arriba del recipiente.




3- Taparemos herméticamente y expondremos el frasco con su contenido al sol del exterior.




4.- Asignaremos un sitio fijo a nuestro recipiente y ya no lo moveremos de el durante 15-20 días, salvo para agitarlo dos veces al día; mañana y noche.




5.- Nunca introduciremos en el frasco, más de una planta o especie diferente. SOLO UNA. Y nunca abriremos el tarro mientras dure el proceso.




6.- Trancurrido el mencionado plazo de 15 a 2o días (déjalo estar 20 si ves que el sol falló en algunos momentos claves; p. ej., cuando más calor ha de hacer), dispón todo para colar el contenido.


Utiliza una manga de colar café, por ejemplo. O un trapo limpio de lino o algodón blanco. Nunca filtros de papel. Conserva la mezcla en otro recipiente de vidrio limpio, en lugar fresco y oscuro. El frigorífico resulta ideal.




ADMINISTRACIÓN:




Para tomar los remedios resultantes podemos endulzarlos con miel o azúcar moreno (nunca blanco)
Calienta en este caso antes de tomar para diluir bien el endulcorante.




Adultos: UN VASO 1 VEZ AL DÍA.- Antes de las comidas.




Ancianos: MEDIO VASO 1 VEZ AL DÍA- Por la mañana




Niños: Digamos que la MITAD DE MEDIO VASO 1 VEZ AL DÍA.- Por la noche.




PRECAUCIONES:




Las que siempre hay que tomar desde el punto de vista de la responsabilidad propia. Recuerda:


En el EMBARAZO NADA DE NADA. ENFERMEDADES CARDIACAS, HEPÁTICAS, RENALES, DIGESTIVAS.... por favor: Primero consultar la planta a emplear.